Para mayor información sobre cuidados, higiene y salud de tus rastas, puedes visitar nuestro consultorio donde podrás encontrar mucha información en éste ámbito que te servirá de gran ayuda para una vida sana disfrutando de tu estética rasta: http://rastasnatura.wordpress.com/ Por ahora puedes ver ésta información básica que se presenta a continuación:

* Lo primero es olvidarse de los falsos mitos sobre las rastas

- que no se lavan.
- que son propensas a coger piojos u otros parasitos.
- que se pueden arreglar con hilo.
- para arreglar las puntas se puede emplear: cera (de vela), miel, hilo, etc.
- el pelo se cae, se caen las rastas...
- que te sale caspa.
- que no se pueden teñir.
- que para quitarte las rastas solo puedes raparte la cabeza.
- se pueden deshacer para tener tu pelo normal.

* Para tener unas rastas bonitas, limpias y sanas (que es lo importante) te ofrecemos los siguientes consejos que desmienten los falsos mitos:

Hay que lavarse las rastas, es evidente que no pueden lavarse tan a menudo como un pelo normal, pero hay que mantener la higiene. Lo aconsejable y suficiente es lavarse el pelo una vez por semana, si eres una persona de abundante sudoración o deportista puedes lavártelas dos o tres veces por semana. Puedes usar cualquier champú para cabello, siempre y cuando no contenga suavizante ni acondicionador. Recomiendo marcas como Yves Rocher que son de origen vegetal y no tienen parabenos (recomiendo especialmente el champú de la línea I Love My Planet), Babbé de venta en farmacias o Deliplus que es la marca de cosméticos española que puedes encontrar en Mercadona, Instituto Español, Babaria; son marcas que no experimentan con animales.

Hay que masajear el cuero cabelludo en el enjabonado, no es necesario lavar una por una cada rasta lo importante es la raíz que es donde se acumula sudor y olores. Si lo prefieres puedes usar jabón de lagarto para la rasta y el habitual para la raíz, esto es opcional.

* Tus primeros días con rastas:

Al hacerte rastas es recomendable dejarlas 15 días sin lavar, sin atarlas a una coleta (si te molestan puedes usar diadema elástica) y durmiendo de lado para que se aplasten lo menos posible; ya que las rastas están aun tiernas y deben fijarse para que no se deformen o se deshagan. Pasados estos días, ya puedes lavártelas una o dos veces por semana.

* Los primeros meses con rastas:

Notaras que en tu cuero cabelludo aparecen motas blancas que aumentan si te rascas la cabeza. no es caspa, pues esta son bolas pequeñas amarillas (por tener el pelo extremadamente graso), mientras que las motas blancas es descamación, es decir, restos de piel muerta o reseca del cuero cabelludo. Esto lo tiene mas del 50% de las personas sin necesidad de tener rastas, pero es mas visible en gente que las tiene por que la raíz esta mas al descubierto. La descamación desaparecerá con tu lavado de cabeza habitual. Los champús anti-caspa pueden aumentar tu descamación, ¡ojo!

* Arreglando las rastas:

Nunca uses hilo para tapar deformaciones en la rasta, pues con el tiempo acabara deformándola aun mas y es muy complicado de quitar. Siempre usa la aguja de ganchillo, la medida mas fina que haya, cardara bien el pelo, enredándolo y conseguirás que la rasta este firme y esponjosa. Para las puntas también usa la aguja, cualquier producto pegajoso se cuarteara y dejara un mal aspecto en la rasta.

* Chao rasta:

Si quieres quitarte las rastas, no necesariamente debes raparte la cabeza, si es recomendable para así sanear del todo, pero si te parece un cambio impactante puedes optar por dejarte crecer el pelo sin arreglarte la raiz y cortar la rasta desde ahi, y asi aunque quede corto no esta rapado.
Las rastas se pueden deshacer antes de que pase un mes aproximadamente desde que te las haces, pero no es nada recomendable, pues al hacerte las rastas tu pelo se ha enredado en exceso e incluso muchos pelos se han partido. La consecuencia es que al deshacerlas tu pelo tendrá un aspecto dantesco, como estropajoso y no sera como el de antes. Si quieres deshacerte de tus rastas lo mejor es cortarlas.

Otro factor importante a tener en cuenta al volver a una vida sin rastas es lo que se conoce como Caída del cabello por tracción. Este tipo de alopecia, que por lo general suele ser leve, afecta a la mayoría de personas que durante un largo periodo de tiempo hemos sufrido tirantez en el pelo por llevar trenzas, rastas, extensiones o coletas (Las adolescentes lo sufren mucho). La tensión a la que esta sometido el folículo durante tanto tiempo hace que éste se debilite y pierda la fuerza para sostener el bulbo del cabello, por lo que éste cae. En nuestro caso, notaremos que durante el primer año de habernos quitado las rastas podemos notar un aumento notorio de la caída del pelo, pero que generalmente suele regenerarse de manera natural y/o con la ayuda de un tratamiento por champú o ampollas indicado para el crecimiento del pelo. En casos extremos, esta pérdida ha sido excesiva y se ha tenido que recurrir a tratamientos por antibióticos o repoblación. En mi caso puedo afirmar que esta pérdida se vio más acusada por que coincidió con que me diagnosticaron hipotiroidismo (uno de sus principales síntomas es la caída del cabello) por lo que el pelo tardó el doble de tiempo y esfuerzo en regenerarse; Desde que comencé con la medicación para el hipotiroidismo y una dieta saludable pude notar como el cabello fue regenerándose hasta tener el volumen saludable de hoy en día. Como digo, es algo transitorio y que no dura para siempre, tranquilos!.